Lecturas de cada día

Domingo | Lunes | Martes | Miércoles | Jueves | Viernes | Sábado | Domingo siguiente

JUEVES DE LA SEXTA SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO

PRIMERA LECTURA

¿Acaso no ha elegido Dios a los pobres? Vosotros, en cambio, habéis afrentado al pobre

Lectura de la primera carta del Apóstol Santiago    2,1-9

 Hermanos míos, no juntéis la fe en nuestro Señor Jesucristo glorioso con el favoritismo.

Por ejemplo: llegan dos hombres a la reunión litúrgica.

Uno va bien vestido y hasta con anillos en los dedos; el otro es un pobre andrajoso.

Veis al bien vestido y le decís:

"Por favor, siéntate aquí, en el puesto reservado."

Al pobre, en cambio:

"Estate ahí de pie o siéntate en el suelo."

Si hacéis eso, ¿no sois inconsecuentes y juzgáis con criterios malos?

Queridos hermanos, escuchad: ¿Acaso no ha elegido Dios a los pobres del mundo para hacerlos ricos en la fe y herederos del reino, que prometió a los que lo aman?

Vosotros, en cambio, habéis afrentado al pobre.

Y, sin embargo, ¿no son los ricos los que os tratan con despotismo y los que os arrastran a los tribunales? ¿No son ellos los que denigran ese nombre tan hermoso que os impusieron? ¿Cumplís la ley soberana que enuncia la Escritura: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo"? Perfectamente.

Pero, si mostráis favoritismos, cometéis un pecado y la ley prueba vuestro delito.

 

 SALMO RESPONSORIAL: 33

R/  Si el afligido invoca al Señor, él lo escucha.

Bendigo al Señor en todo momento, /
su alabanza está siempre en mi boca; /
mi alma se gloría en el Señor: /
que los humildes lo escuchen y se alegren. R.

 Proclamad conmigo la grandeza del Señor, /
ensalcemos juntos su nombre. /
Yo consulté al Señor, y me respondió, /
me libró de todas mis ansias. R.

 Contempladlo, y quedaréis radiantes, /
vuestro rostro no se avergonzará. /
i el afligido invoca al Señor, él lo escucha /
y lo salva de sus angustias. R.

 

 EVANGELIO

Tú eres el Mesías. El Hijo del hombre tiene que padecer mucho.

Lectura del santo Evangelio según san Marcos    8,27-33

 Salió Jesús con sus discípulos a las aldeas de Cesarea de Filipo; y en el camino preguntó a sus discípulos, diciéndoles: ¿Quién dicen los hombres que soy yo?  

Y le respondieron, diciendo: Unos, Juan el Bautista; y otros Elías; pero otros, uno de los profetas.  

El les preguntó de nuevo: Pero vosotros, ¿quién decís que soy yo? Respondiendo Pedro, le dijo: Tú eres el Cristo.  

Y El les advirtió severamente que no hablaran de El a nadie.

 Y comenzó a enseñarles que el Hijo del Hombre debía padecer muchas cosas, y ser rechazado por los ancianos, los principales sacerdotes y los escribas, y ser muerto, y después de tres días resucitar.

Y les decía estas palabras claramente. Y Pedro le llevó aparte y comenzó a reprenderlo.

Mas El volviéndose y mirando a sus discípulos, reprendió a Pedro y le dijo: ¡Quítate de delante de mí, Satanás!, porque no tienes en mente las cosas de Dios, sino las de los hombres.

 

COMENTARIO

 Punto central del evangelio de Marcos es el pasaje evangélico de hoy: profesión de fe del apóstol Pedro. Por una parte, culmina la autorrevelación de Jesús; por otra, introduce el tema del mesías sufriente que culminará en la pasión, muerte y resurrección de Jesús.

   De las dos preguntas que hace Jesús en el sondeo de opinión, la que más interesa es la segunda: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? Interrogante que sigue abierto, hoy como ayer, esperando la respuesta de cada uno de nosotros. Es la pregunta central de la religión cristiana, pues contiene el fundamento de nuestra fe y la razón de nuestra vida y conducta. ¿En qué creemos?

   La pregunta sobre Cristo admite hoy, entre otras, estas tres formulaciones:

  1. - Quién es Jesús en sí mismo: su persona, doctrina, obra y misión. Para este interrogante nos bastaría una contestación teológicamente correcta; la del Credo, la del catecismo e incluso la de una clase de religión.
  2. - Quién es Jesús para mí: Pide una respuesta más comprometida, que supone vivencia personal; respuesta en profundidad que no se satisface con fórmulas ya hechas.
  3. - Qué significa para el mundo actual: En la respuesta va implicada la proyección evangélica y misionera que de Cristo ofrecen la comunidad eclesial y sus miembros. La imagen de Cristo que reflejamos los cristianos es decisiva para que el mundo crea en él, al ver nuestra vida iluminada por su persona y orientada al amor servicial, comprensión y solidaridad con los hermanos, especialmente los más desfavorecidos.

 

Domingo | Lunes | Martes | Miércoles | Jueves | Viernes | Sábado | Domingo siguiente