Liturgia

NOVENA SEMANA DE TIEMPO ORDINARIO

01 LUNES. BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA, MADRE DE LA IGLESIA, memoria

Gén 3, 9-15. 20. Madre de todos los que viven.
Sal 86 . ¡Qué pregónn tan glorioso para ti, ciudad de Dios!
Jn 19, 25-34. Ahí tienes a tu hijo. Ahí tienes a tu madre.

02 MARTES.

2 Pe 3, 12-15a. 17-18. Esperamos unos cielos nuevos y una tierra nueva.
Sal 89. Señor, tú has sido nuestro refugio de generación en generación.
Mc 12, 13-17. Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.

03 MIÉRCOLES. SANTOS CARLOS LUANGA y compañeros, mártires, memoria

2 Tim 1, 1-3. 6-12. Reaviva el don de Dios que hay en ti popr la imposición de mis manos.
Sal 122. A ti, Señor, levanto mis ojos.
Mc 12, 18-27. No es Dios de muertos, sino de vivos.

 

04 JUEVES. NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, SUMO Y ETERNO SACERDOTE, fiesta

hEB 10, 4-10 . Así está escrito en el comienzo del libro acerca de mí: para hacer, ¿oh Dios!, tu voluntad.
Sal 39. ¡Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad!
Mt 26, 36-42 .Mi alma está triste hasta la muerte.

05 VIERNES. SAN BONIFACIO, obispo y mártir, memoria

2 Tim 3, 10-17. Los que quieran vivir piadosamente en Cristo serán perseguidos.
Sal 118. Mucha paz tienen los que aman tu ley, Señor.
Mc 12, 35-37. ¿Cómo dicen que el Mesías es hijo de David?

06 SÁBADO.

2 Tim 4, 1-8. Cumple tu tarea de evangelizador. Pues yo estoy a punto de ser derramado en libación y el Señor me dará la corona de la justicia.
Sal 70. Mi boca contará tu salvación, Señor.
Mc 12, 38-44. Esta viuda pobre ha echado más que nadie.

07 DOMINGO. SANTÍSIMA TRINIDAD, solemnidad

Éx 34, 4b-6. 8-9. Señor, Señor, Dios compasivo y misericordioso.
Salmo: Dan 3, 52-56. ¿A ti gloria y alabanza por los siglos!
2 Cor 13 11-13. La gracia de Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo.
Jn 3, 16-18. Dios envió a su hijo para que el mundo se salve por él.


El misterio de Dios

Comtemplamos hoy el misterio de Dios, que se nos ha revelado en la Sagrada Escritura: Un solo Dios verdadero y tres Personas distintas, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Ya en el Antiguo testamento se revela como un Dios Compasivo y misericordioso (1 lect.).


-9