Liturgia

DÉCIMONOVENA SEMANA DE TIEMPO ORDINARIO

10 LUNES.

FIESTA: SAN LORENZO, DIÁCONO Y MÁRTIR

2Cor 9, 6-10. Dios ama al que da con alegría.
Sal 111. Dichoso el que se apiada y presta.
Jn 12, 24-26. A quien me sirva el Padre lo honrará.

11 MARTES.

MEMORIA OBLIGATORIA: Santa Clara, virgen.

Ez 2,8-3,4. Me dio a comer el volumen y me supo en la boca dulce como la miel.
Sal 118. ¡Qué dulce, Señor, es al paladar tu promesa!
Mt 18,1-5.10.12-14. Cuidado con despreciar a uno de estos pequeños.

12 MIÉRCOLES.

Ez 9,1-7;10,18-22. La marca en la frente de los que se lamentan afligidos por las abominaciones de Jerusalén.
Sal 112. La gloria del Señor se eleva sobre el cielo.
Mt 18,15-20. Si te hace caso, has salvado a tu hermano.

13 JUEVES.

Ez 12,1-12. Emigra a la luz del día, a la vista de todos.
Sal 77. No olvidéis las acciones de Dios.
Mt 18,21 - 19.1. No te digo que perdones hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete.

14 VIERNES.

MEMORIA OBLIGATORIA: San Maximiliano
Kolbe, presbítero y mártir.

Ez 16,1-15, 60. 63. Eras profeta con los atavíos que yo había puesto sobre tí, y te prostituiste.
Sal: Is 12, 2-6. Ha cesado tu ira y me has consolado.
Mt 19,3-12. Por la dureza de corazón permitió Moisés repudiar a las mujeres; pero, al principio, no era así.

15 SÁBADO. SOLEMNIDAD: LA ASUNCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA.

La Iglesia se llena de inmensa alegría, porque, al contemplar la gloria de la Madre del Señor, sobre la que brilla la luz de Pascua, celebra el poder de Dios. Lo que en ella ha sucedido es lo que debe suceder en nosotros: donde ella está, estaremos también nosotros.


Ap 11,19a; 12,1-6a.10ab. Una mujer vestida de sol, la luna por pedestal.
Sal 44. De pie a tu derecha está la reina enjoyada con oro de Ofir.
1Co 15,20-27. Primero Cristo como primicia, después todos los que son de Cristo.
Lc 1,39-56. El Poderoso ha hecho obras grandes por mí;
enaltece a los humildes.


María, la mujer adornada con los signos cósmicos, vence la fuerza del mal (1 Lect.). Cristo resucitado es la victoria sobre el pecado y la muerte y lleva tras de sí la victoria a cuantos acepten su camino. María será la primera en seguir los pasos de su Hijo (2 Lect.). María, la nueva arca de la Alianza, engrandece al Señor y el Señor hace que toda la cristiandad la proclame Bienaventurada (Ev.).

16 DOMINGO XX DEL TIEMPO ORDINARIO

Is 56,1.6-7. A los extranjeros los traeré a mi monte santo.
Sal 66. Oh Dios, que te alaben los pueblos, que todos los
pueblos te alaben.
Rm 11,13-15.29-32. Los dones y la llamada de Dios son irrevocables.
Mt 15,21-28. Mujer, qué grande es tu fe.

La salvación universal

La liturgia de la Palabra presenta hoy el universalismo del mensaje cristiano. La salvación no es una propiedad exclusiva de Israel sino de todos los pueblos (1 Lect.). La salvación sobrepasa las fronteras del pueblo de Dios y se abre a la universalidad (Ev.). Pablo, misionero de la gentilidad, da a conocer que todos los hombres están llamados a la salvación (2 Lect.).

-9